TRANSFERENCIA DE TERRITORIOS ACUATICOS A GRUPOS DE PODER


TRANSFERENCIA DE TERRITORIOS ACUATICOS A GRUPOS DE PODER

Jorge Varela Márquez/ Mayo 22/2014


Diputados nacionalistas, liberales y sus adláteres en los partidos pequeños, (honrosa excepción del PINU), insisten en expropiar al Estado de sus territorios acuáticos. Ahora remiten a una Comisión Dictaminadora, una “nueva” propuesta de Ley de Pesca y Acuicultura, que es la misma que las anteriores rechazadas por el pueblo. La propuesta se basa en tres columnas de sustentación que luego se analizan: 1) Transferencia de Cuotas de captura. Art.47; 2) Transferencia de Licencias y Concesiones. Art. 48; 3) Transferencia de zona exclusiva de pesca artesanal hacia la pesca industrial. Art.56, entre otras entregas que en conjunto se orientan a transferir a una oligarquía dominante y a transnacionales: ríos, lagos, mares, costas, playas y todos los recursos acuáticos del país.

1) Las cuotas de captura, aplicadas según los estudios ecosistémicos correspondientes, son un excelente medio de administración de recursos acuáticos que contribuyen a conservar, aprovechar sosteniblemente, o recuperar las pesquerías. Lo oprobioso, es que sean “transferibles” por los beneficiarios, pues esto las hace sujeto de compra-venta, y con ello el recurso es acaparado por los ricos o transnacionales, dejando en la playa a miles de pescadores desempleados que ante su pobreza endémica tienden a vender sus cuotas. Resultado: Transferencia y privatización de la biodiversidad acuática a grupos de poder y transnacionales.

2) Las Licencias y Concesiones son un buen instrumento administrativo para la gobernanza en el sector; las Licencias a embarcaciones permiten un control estadístico, determinación del esfuerzo pesquero de la flota, la aplicación de cuotas y otras medidas técnico-científicas dirigidas a la sostenibilidad pesquera. Las Concesiones acuícolas son un estímulo a los emprendedores en este sector de la producción; pero cuando ambas se vuelven “transferibles” y marginan al gobierno en sus operaciones, el negocio ya no está en la producción por embarcación, sino en la compra venta de Licencias, que involucra la entrega de recursos acuáticos al mejor postor nacional o extranjero; y en el caso de las concesiones, estas se exponen al mercado de bienes raíces y grandes áreas costero marinas pasan a poder de la oligarquía nacional o extranjera en violación del Art. 107 Constitucional. Resultado: Transferencia de territorios… ríos, lagos, mares y biodiversidad a grupos de poder y transnacionales.

3) Transferencia de zona exclusiva de pesca artesanal hacia la pesca industrial: El gobierno de Juan Orlando y sus súbditos incondicionales en el Congreso, lejos de impulsar medidas de recuperación de bancos de pesca tradicionales, despojan al país de la zona exclusiva de pesca artesanal (3 Kms., apenas desde la costa hacia mar adentro), la cual no sólo alimenta a los pescadores artesanales, sino que… ¡CARAMBA! es de, ¡elemental conocimiento!: Las zonas cercanas a las costas son un “criadero” que permite la recuperación de las especies en aguas continentales y marinas… en vez de “transferirlas” a la pesca industrial debe de extenderse a unos 10 Kms., para ayudar a la pesca industrial a recuperar sus bancos. Pero el gobierno está obnubilado satisfaciendo los requerimientos neoliberales, y aparentemente no le importa o no sabe el mal que le hace al pueblo de Honduras. Resultado: Transferencia de recursos acuáticos a grupos de poder y transnacionales.



Recomendación general: Si los diputados, tienen patria y ésta se llama Honduras…deben tirar esa propuesta de Ley de Pesca y Acuicultura… ¡A LA BASURA!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos