Religiosos de Honduras y el Golpe de Estado

solidaridad con Paraguay


CONFERENCIA DE RELIGIOSOS DE HONDURAS CONFEREH
Colonia Palmira, Calle República de Brasil # 2117 atrás del Restaurante Gran Lin Fa, antiguo Furiwa Tel. 2238 3660- e’mail: confereh@yahoo.com Apartado #307 Tegucigalpa, M. D. C. ___________________________________________________________________________
Conferencia de Religiosas/os de Paraguay
Solidaridad con el Pueblo y la CONFERPAR.

Un saludo fraterno en tiempos difíciles y de tinieblas.
Retomando el sentir expresado por ustedes como religiosos y religiosas que peregrinan en la Iglesia de Paraguay, nos unimos a la preocupación y propuestas que presentan en su comunicado, en especial a lo que expresan:
“Como parte de la Iglesia que peregrina en Paraguay, respondiendo a nuestro compromiso con Dios y con su pueblo, invitamos a todos a participar con responsabilidad personal e institucional en la construcción de un estado de derecho basado en la justicia social, en la inclusión de todos los compatriotas, en el respeto a la voluntad popular, integrados a la marcha democrática de las naciones vecinas.

Nos sentimos parte de una Iglesia comprometida con la paz que brota de la justicia, que abraza con especial predilección a los más desfavorecidos, e invitamos a todos los sectores sociales a poner lo mejor de nosotros en la tarea de construir un país de hermanos, a trabajar por una mayor equidad en la distribución de los bienes, hacia un futuro promisorio”.
Nosotros religiosos y religiosas que caminamos en la Iglesia de Honduras, retomamos con ustedes el sentir de fe que está expresado en nuestro documento eclesial de Aparecida (2007):
“Compete también a la Iglesia colaborar en la consolidación de las frágiles democracias, en el positivo proceso de democratización en América Latina, aunque existan actualmente graves retos y amenazas de derivas autoritarias. Urge educar para la paz, dar seriedad y credibilidad a la continuidad de nuestras instituciones civiles, defender y promover los derechos humanos, custodiar en especial la libertad religiosa y cooperar para suscitar los mayores consensos nacionales” (DA 541).
Unidos a Jesucristo, queremos retomar nuestra vocación y misión de ser discípulos en esta realidad violenta, corrupta e injusta. Siendo fieles al llamado de la CLAR de ser una vida religiosa místico-profética nos unimos en este clamor continental por la justicia, la verdad y la paz.
Fraternalmente,
CONFEREH                                                                                  
28 de Junio de 2012.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos