domingo, 8 de julio de 2012

La buena noticia


Queremos iniciar este espacio de pensamiento y reflexiòn desde Honduras, donde como frailes y familia franciscana estamos caminando y haciendo una práxis alternativa.


Estamos en Tiempo de esperanza y vida.

En estos tiempos donde la violencia nos desborda y aterra, haciéndonos sentir inseguridad y miedo en lo cotidiano de la vida, junto con la incertidumbre del futuro, ¿como anunciar el mensaje de PAZ DE JESUS, su BUENA NOTICIA SALVIFICA? ¿Como concretar la esperanza y la confianza en lo cotidiano?


Estas interrogantes junto con otras están gritando y retando nuestro ser cristianos: discípulos de Jesucristo y misioneros de la Buena Noticia. Mas aun, estos lamentos nos desafían como hermanos menores herederos del carisma que nos lego San Francisco.

Honduras siendo parte del triangulo norte de la región, es una clara muestra de una sociedad en crisis en cuanto a lo fundamental: cuidar, desarrollar y proteger la vida en todas sus expresiones. Pareciera que en nuestros países se nos esta olvidando lo esencial de todo: la vida humana, la vida de todos los seres del planeta.

En esta realidad ¿Que pintamos todos los hombres y mujeres a quienes nos inspira el carisma francisclariano? ¿Cual es nuestra propuesta practica en la sociedad?

Si damos un vistazo a la presencia (numérica) de la familia franciscana en Honduras, caemos en la cuenta que es una Buena Noticia, ya solo con estar presentes.

Los Frailes Menores, Conventuales, Capuchinos y Renovados estamos como en 12 ambientes pastorales. Las hermanas Clarisas son dos presencias. Las instituciones religiosas femeninas que son alrededor de 10 congregaciones extendidas en distintos departamentos, en unas 45 presencias pastorales y sociales. Dentro de estas presencias pastorales en el territorio se tienen 9 centros educativos con inspiración franciscana. Digamos que son unas 25 fraternidades de la OFS y unas 10 agrupaciones juveniles franciscanas.

Si a esta cuenta anterior le sumamos la población que esta comprometida con nosotros y nosotras, podrí amos referirnos aproximadamente a 1,500 (dato conservador) agentes de pastoral franciscanos presentes en este país.

Diría un fraile mayor “te parece poco esta cantidad”. Somos un numero considerable de humanos portadores del mensaje y espiritualidad de Francisco y Clara de Asís.

¿Que sucedería tan solo con vivir el ser hermanos/as de todos los vivientes, hermanos de los “lobos”, portadores de sencillez y austeridad, actuando pacíficos y bondadosos con toda criatura, presentes y cercanos de los pobres y marginados, en dialogo abierto con los que profesan de manera distinta a nosotros la fe en JESUS?

Es evidente que hay mucha riqueza humana y franciscana en este país tan golpeado. Realmente, tenemos la oportunidad de extender el mensaje y el modo francisclariano de estar presentes. Viviendo con autenticidad esta espiritualidad podemos tener una práctica pastoral y una intervención social diferente y alternativa: una BUENA NOTICIA.

Fray Saúl Flores, Ministro provincial, Provincia Nuestra Señora de Guadalupe
Mini noticiero, mes de mayo del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión al respecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...