¿Las reformas educativas para los estudiantes, la sociedad, para quien?


Estos días las protestas estudiantiles y sus demandas en la UNAH han subido las medidas de hecho, lo nuevo es el consenso espontaneo que han llegado los estudiantes de participar de manera creativa en las tomas de las instalaciones de la Universidad.

Entre las causas del reclamo de la dirigencia estudiantil, es por no tener una participación real y transparente en la llamada reforma universitaria. Estas reformas están en el contexto de los procesos de transformación educativa latinoamericana.

La primera reforma latinoamericana se da a comienzos del siglo XX, que enfatizó: “la democratización y la expansión de las universidades y una nueva orientación hacia la formación de los profesionales…también, a promover la autonomía y el cogobierno universitario, contribuyó decididamente a la expansión de la cobertura de las universidades públicas, superando los modelos de elite y democratizando el acceso a la educación superior a nuevos contingentes urbanos”. 

Sigue siendo un desafío la democratización, autonomía y acceso equitativo a la educación superior en la UNAH, esto lo tienen que tener en cuenta las autoridades, revisando las instancias de participación estudiantil. 

“La Segunda Reforma se caracterizó por la instauración de un complejo modelo binario - público y privado; de alta y baja calidad; universitario y no universitario – como resultado del contexto mercantil y heterogéneo, y que promovió modelos de calidad, de precios, de financiamiento diferenciados. Ello facilitó la significativa expansión del sector privado, medido en términos de cobertura, matrícula e instituciones, sobre la base, en general, de un pequeño sector de calidad y otro mayor orientado a la absorción de la demanda insatisfecha y con menores exigencias de calidad”.
Este otro aspecto de la privatización de la educación pública, se une a la demanda del acceso de las grandes mayorías a las aulas de la UNAH. El aumento de las universidades privadas como un servicio educativo privado, junto con su calidad en el proceso educativo profesional, son retos que están allí en el proceso de la reforma de la UNAH.

La tercera reforma, que está en camino, fue marcada por “las nuevas tecnologías de comunicación e información, las nuevas demandas de acceso de la población, incluyendo sectores fuertemente marginados con anterioridad como los grupos indígenas u otras minorías como las personas con discapacidad o los migrantes. La educación como un bien público internacional”. (INFORME SOBRE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 2000-2005). 

La marginalidad de grupos humanos, el empobrecimiento de hogares, la exclusión de los grupos indígenas, la migración desbordante y creciente en los países de la región, la violencia e inseguridad de vida, el desempleo digno y permanente, la violencia hacia la mujer y la exclusión de género.

Las reformas educativas tienen presiones por los grandes donantes y garantes internacionales que responden al sistema de globalización del capital, el FMI y el BM. El contexto de globalización y las reformas económicas hechas desde las perspectivas neoliberal, junto con el debilitamiento del Estado como promotor del bien común y de lo público. 

Estos puntos citados de manera resumida y rápido, muestra las aspiraciones de las reformas en la región, y esto que no se presentó los aspectos propios de la reforma de UNAH. Esta realidad con sus grandes desafíos, ponen al descubierto la vulnerabilidad y deterioro social, y más en lo referente a los estudios superiores en Honduras.

¿Cómo no van a reaccionar los estudiantes reclamando una mejor calidad educativa en su recinto Universitario, con participaciones reales y consensuadas?

Exigen sus derechos por el bien común de todos, para el mejor aprendizaje en cada área académica,y la vital respuesta de la vinculación con la sociedad. no es delito gritar para ser escuchado, cuando antes no se promueven  espacios de dialogo ni se tiene la madurez para reconocer los vacíos en la implantación de un plan de arbitrios fuera del bolsillo de los mas pobres.

Para garantizar una estructura de País, soberana y legitima, se deben formar a los futuros universitarios con autenticas reformas que sean vinculantes con la realidad, de los paises, y promover politicas que esten al alcance de todos los sectores sociales.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pide la Red Iglesias y Minería, apoyo de la Santa Sede para frenar cultura de muerte

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Carta: Para: los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras. De: las hermanas y hermanos participantes de la asamblea anual de la CONFEREH.