¡Que vivan los estudiantes, porque son la levadura!




¡Que vivan los estudiantes, porque son la levadura! Así canta la canción que ha motivado a tantas generaciones en nuestras tierras latinoamericanas.La educación es cometido central de todos los Estados y sus gobiernos. Es claro que sin educación de calidad no puede darse pasos políticos y económicos que favorezcan al desarrollo sostenible de un país, así lo expresa ONU en las propuestas del milenio 2030:

“25. Nos comprometemos a proporcionar una educación de calidad, inclusiva e igualitaria a todos los niveles: enseñanza preescolar, primaria, secundaria y terciaria y formación técnica y profesional. Todas las personas, sea cual sea su sexo, raza u origen étnico, incluidas las personas con discapacidad, los migrantes, los pueblos indígenas, los niños y los jóvenes, especialmente si se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, deben tener acceso a posibilidades de aprendizaje permanente que las ayuden a adquirir los conocimientos y aptitudes necesarios para aprovechar las oportunidades que se les presenten y participar plenamente en la sociedad. 


Objetivo 4. Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos 

4.3 De aquí a 2030, asegurar el acceso igualitario de todos los hombres y las mujeres a una formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria”.(Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible).

Las protestas de los estudiantes que se han dado recientes en la UAH, son expresiones o “gritos” de la realidad deteriorada en la calidad y participación educativa; mas si tenemos claro que la mayoría que accedió a estudiar a la UAH, son parte del 60% de hogares empobrecidos en el país. Estos jóvenes llegan al espacio universitario con expectativas de ser un profesional y aportar al desarrollo del país.

Los objetivos del milenio, plantean varios aspectos para un desarrollo sostenible de un país, retomemos tres de estos puntos: calidad, inclusión y equidad educativa. La calidad implica diferentes aspectos, contenidos y procesos en vistas a obtener una educación y aprendizaje para la vida en toda su complejidad; al igual, la inclusión, implica no marginar y mucho menos excluir a ningún joven del proceso educativo permanente y de calidad, tomando en cuenta su realidad personal y contexto social; lo mismo la equidad, es tener igualdad de condiciones, recursos materiales y humanos, para el desarrollo del aprendizaje que lo perfile para entrar a la vida laboral de manera productiva, profesional y vocacional que lo realicen como persona.

Cuando los estudiantes piden participación estudiantil y ser escuchados, para entrar en procesos de diálogos y debates claros; es también, parte de un derecho humano, de la política de la UAH, y además, uno de los requisitos de la equidad y calidad educativa.

Lo peor que se ha hecho con los jóvenes estudiantes, es actuar denigrándolos en los medios de comunicación, unido a la criminalización de la protesta y de los líderes estudiantiles en la UAH, como bien lo señala la Radio Progreso en su análisis:

“La descalificación y predisposición hacia las motivaciones de los estudiantes, y hacerlo de manera incluso primitiva a través de los medios de comunicación. Esta actitud de prejuicio ha dejado al menos la percepción de que las autoridades universitarias adolecen de las mismas actitudes inmaduras de las que acusan a los estudiantes.

Criminalizar la protesta estudiantil a través de la denuncia penal, dejando en la bandeja de salida órdenes de captura para estudiantes conductores del movimiento. Esta criminalización también se evidenció en la expulsión de estudiantes protestantes. Aunque existan estos actos delictivos, las autoridades universitarias debían al menos emparejar las acciones penales con la decisión del diálogo” (junio, ERIC).

Los jóvenes son el futuro del país, su corazón palpitante por cambios reales, son expresión de los clamores de estas nuevas generaciones que no aceptan la herencia de un bipartidismo en componendas políticas y económicas; de un ejército y policía que reprime al pueblo; de unos servidores públicos corruptos y devastadores del arca del estado; de una sociedad violenta e insegura para vivir; de la depredación extrema de los bienes naturales y territorios de la población indígena y campesina.

Como Franciscanos somos conscientes de lo injusto y terrible de las acciones de las autoridades Universitarias, de las limitaciones que imponen al libre pensamiento de los y las jóvenes, queremos paz para las futuras generaciones, queremos libre pensamiento y reflexión en la educación, así como la verdadera libertad de cátedra para los docentes, 
No mas  criminalizacion a los estudiantes ni a la protesta estudiantil; ¿Honduras esta cambiando? ¿como?, si seguimos los mismos patrones de décadas de los 80´s. es grave  la situación en que dejan a los estudiantes y a sus familias que se ven amedrentadas e intimadas con estas acciones radicales de soberbia y orgullo. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos