A tempranas horas de la mañana las y los estudiantes universitarios se tomaron las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para continuar exigiendo una educación con calidad.


A tempranas horas de la mañana las y los estudiantes universitarios se tomaron las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para continuar exigiendo una educación con calidad.

La voz de “Alerta” recorrió las redes sociales y los medios de comunicación, había una orden de desalojo, solamente estaban esperando a la jueza ejecutora aseguró el Comisionado Turcios, quien estaba a cargo del contingente de la Policía Nacional apostados enfrente de las instalaciones del Alma Máter.

Mientras que en el portón de entrada de vehículos de ese centro de estudios, un grupo de uniformados con pasamontañas en sus rostros detenían a cualquier joven que encontraban cerca , les pedían sus tarjetas de identidad, se las retenían al tiempo que uno de los policías le dictaba el número por celular supuestamente para averiguar si los muchachos tenían antecedentes penales.


No conforme con eso, les tomaron fotografías a las identificaciones de unos 10 universitarios, ante los alegatos de la defensora Tomy Morales que protestaba porque le pareció irregular ese procedimiento, según dijeron por “captura y revisión en el sistema”, al mismo tiempo ella les advirtió que si algo les pasaba a esos 10 jóvenes, eran directamente responsables por su seguridad. Uno de los muchachos denunció que un policía encapuchado “me agarró del pelo y me dio un golpe en el pecho”.

Había un escuadrón de la Policía Nacional que estaban encapuchados, con chalecos antibalas y siglas de la Dirección Policial de Investigación, (DPI), dos tanquetas, patrullas, un comando del Escuadrón COBRAS, Uno de los policías portaba una cámara fotográfica profesional mientras otros uniformados tomaban fotografías y videos con sus celulares.

En el momento que Morales preguntó por la supuesta Juez Ejecutora, el oficial Turcios informó que la funcionaria estaba enferma. Al preguntarle cuál era la orden para el nivel de fuerza que podían usar en la humanidad de los estudiantes “el que sea necesario” contestó el uniformado.

Cerca de las dos de la tarde los y las universitarias tomaron la decisión de entregar las instalaciones de la UNAH, salieron acompañados por defensores, defensoras de derechos humanos, periodistas y comunicadores de distintos medios de comunicación nacionales e internacionales, con sus acostumbradas consignas “el estudiante consciente, aquí está presente”, después se fueron hacia una de las organizaciones de derechos humanos, para proteger sus vidas dado el nivel de riesgo que vivieron desde la llegada de los cuerpos represivos del Estado hondureño.

En Ministerio Público otra vez actuó a la velocidad de la luz tal como ocurrió en julio de 2015 y libró requerimientos fiscales contra seis estudiantes entre ellos cuatro que fueron expulsados en el 2014 y tienen un juicio iniciado el año pasado por la misma causa. Se suma a este nuevo proceso un cuarto estudiante que desde el año pasado enfrenta un proceso judicial desproporcional y plagado de violaciones al Debido Proceso.

Publicacion de: http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/amenazas-a-la-libertad-de-expresion/item/1378-fichaje-de-estudiantes-golpes-amedrentamiento-amenazas-y-ordenes-de-captura-en-la-unah

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos