diocesis de Juticalpa, Honduras contra la mineria



COMUNICADO


Nosotros: sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, reunidos con nuestro Obispo, como Iglesia que peregrina, en Olancho; EN ASAMBLEA DICESANA DE PASTORAL,  Los días 25 y 26 de octubre de 2013, expresamos:

1. Que, la minería a Cielo Abierto significa la remoción de la capa superficial de la tierra para hacer accesibles los extensos yacimientos de mineral, por lo que, puede calificarse a esta actividad industrial como una de las más agresivas ambiental, social y culturalmente, pues genera grandes impactos: en la superficies, en el paisaje natural y cultural, contaminación del aire, afecta aguas superficiales, subterráneas o freáticas, impactos considerables en flora y fauna, en el micro clima y en las poblaciones.


2. Que, la minería a cielo abierto utiliza de manera intensiva grandes cantidades de cianuro, sustancia sumamente tóxica que permite recuperar el oro del resto del material removido.
3. Que tal como señala la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la Alimentación en el Año Internacional de las Montañas. Roma Italia, 2002.)  “… Si bien la minería puede traer beneficios económicos a los habitantes de las zonas montañosas, estos beneficios a menudo duran poco tiempo porque las minas llegan a agotarse… Con demasiada frecuencia las empresas mineras extraen riquezas pero no invierten parte de sus ganancias en las comunidades locales de las montañas, y a veces se priva a estas personas de sus tierras, lo cual incrementa la pobreza y la inseguridad alimentaria…”
Por lo que,
1.      Manifestamos nuestra rotunda oposición a la Minería Metálica a cielo abierto y no metálica en Honduras y en especial en el territorio de la diócesis de Juticalpa

2.      Hacemos un llamado a las autoridades locales, regionales y nacionales para que realicen una labor honesta de vigilancia a esta actividad que trae muchas desventajas ambientales, sociales, culturales en inclusive económicas, pues la salud del pueblo no tiene precio.

3.      Exigimos  a  las Corporaciones Municipales de cada municipio del departamento de Olancho,   su rechazo  rotundo a la  intención  de Cualquier  instalación  proyecto minero en cualquier comunidad del municipio.

4.      Asimismo, hacemos un llamado al pueblo, a través de sus organizaciones de la sociedad civil para que asuman una posición vigilante, crítica y participativa ante esta actividad económica que lejos de traer el verdadero desarrollo, trae enfrentamientos, inestabilidad en la salud del pueblo, corrupción y pobreza.

 Jose Bonnello , Obispo


Dado en Juticalpa 26 de octubre del 2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pide la Red Iglesias y Minería, apoyo de la Santa Sede para frenar cultura de muerte

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Carta: Para: los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras. De: las hermanas y hermanos participantes de la asamblea anual de la CONFEREH.