"La Navidad nos dice que Cristo nunca se ha ido de esta tierra" Benedicto XVI.




"La Navidad nos dice que Cristo nunca se ha ido de esta tierra" Benedicto XVI.


Bella expresión del papa, es toda una inspiración. Es saber, sentir y experimentar que el Señor camina con nosotros en la historia humana, en nuestra realidad personal y social, que asume nuestra miseria humana y social, que está del lado de los pobres y marginados (como fue anunciada la GLORIA DE DIOS a unos pastores impuros y pobres).


Es una BUENA NOTICIA, que nuestra fe cristiana se basa en un Dios plenamente humano y plenamente divino, un Dios presente y actuante en la historia. Lo que nos cuesta aceptar, es que es un Dios débil, pequeño y frágil, que ejerce su poder desde los sin poder, los que no cuentan en la vida política y social; desde la historia de los que no aparecen como “próceres” o “diputados”, sino como uno más de las grandes mayorías, diríamos, como uno de ese 66%  de empobrecidos en Honduras (INE. 2012).
En estos días que la realidad nos marca con situaciones de muerte en distintas sociedades del mundo; el último acontecimiento alarmante sucedió en los Estados Unidos de América (en la escuela de primaria Sandy Hook), donde mueren niños y niñas, adultos educadores: 28 en total al suicidarse el autor que perpetro este hecho sangriento. Son ya, varios acontecimientos sangrientos en instalaciones educativas de este país.
En 1999 dos estudiantes armados matan unas 13 personas y hieren a otros 23, en Colorado. En el 2007 un estudiante asesina a 32 personas, estudiantes de Virginia. Este año 2012 el 2 de abril, un exalumno mata a 7 en la una universidad privada de California.
¿Qué está pasando al interno de esta sociedad y política, siendo un país especializado en guerras, seguridad y armas modernas?
En Estados Unidos todos los días mueren 34 personas por arma de fuego, que suman 12,410 decesos al año, cantidad por arriba del promedio anual de 10,000 muertos por crímenes dolosos en el sexenio del presidente Calderón, que suman 60,000” (EL ECONOMISTA. agosto.2012).
Veamos unos datos alarmantes de esta situación de las armas en el mundo.
“Se estima que en el mundo existe un arsenal de 639.000.000 de armas de fuego, la mitad de las cuales en manos de civiles y el resto a disposición de los cuerpos policiales y de seguridad, lo que supone una arma por cada diez personas. Desde su invención en 1947, se han producido unas 70.000.000 unidades AK-47, el arma ligera por excelencia, utilizada en 78 países y fabricada en 14. En algunos países, como los Estados Unidos, cada año salen al mercado más de siete millones de armas, un millón de las cuales son de importación, y puede que haya más armas que personas” (Wikipedia).
En noviembre de este año se realizó el seminario nacional de “desarme de armas”, se estima que en Honduras circulan unas 5 mil o 6 mil armas ilegales. Este dato es alarmante y desafiante.
Como planeta tendríamos que estar muy preocupados por el crecimiento de la violencia en todas las naciones; más preocupados porque los gobiernos y políticos apuestan por el armamentismo. Para nuestro país es más alarmante por tener indicadores de 86 muertes por cada 100 mil habitantes.
Que la Palabra de Isaías nos llene de esperanza: “no temas gusanito de Jacob, oruga de Israel, yo mismo te auxilio-oráculo del Señor- tu redentor es el Santo de Israel”.
“No harán daño ni estrago por todo mi monte santo, porque se llenará el país de conocimiento del Señor, como colman las aguas el mar” (Is 11,9).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos