EN DONDE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD DEL ESTADO HAN ACTUADO VIOLENTAMENTE EN CONTRA DE LA POBLACIÓN GUATEMALTECA.





LA DIOCESIS DE SAN MARCOS ANTE LOS ULTIMOS HECHOS OCURRIDOS, EN DONDE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD DEL ESTADO HAN ACTUADO VIOLENTAMENTE EN CONTRA DE LA POBLACIÓN GUATEMALTECA.

Manifestamos nuestra más enérgica condena a la política implementada por el actual
gobierno, situación que ha provocado la pérdida de valiosas vidas humanas, como lo que
sucedió recientemente donde perdieron la vida 8 personas que formaban parte de la
manifestación pública y pacífica que convocó la autoridad indígena de Totonicapán, en
rechazo a las decisiones que el gobierno central está tomando en los temas del alto costo de
la energía eléctrica, la reforma a la carrera magisterial y el paquete de reformas
constitucionales.


Este no es un hecho aislado, pues han venido sucintándose varias manifestaciones de
descontento, como lo acontecido en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango; la orden de
desalojo que sufrieron estudiantes normalistas del Instituto Normal Mixto de Occidente “Justo
Rufino Barrios” en los primeros días de septiembre; el  desalojo violento que realizaron las
fuerzas del Estado en contra de la población civil que no quiere explotación minera en Santa
Rosa, por mencionar algunos de muchos casos.
Lamentamos la poca capacidad de diálogo que tienen las autoridades de gobierno y
condenamos las inoportunas decisiones dadas por funcionarios  públicos en contra de la
población civil, convirtiéndose en los primeros violadores del la Constitución Política de la
República de Guatemala, que en su Artículo 1 sobre la  Protección a la persona, dice:
“El Estado de Guatemala se organiza para proteger a la persona y a la familia”.

Ante estos hechos manifestamos lo siguiente:

1) A las familias que directa o indirectamente han sufrido algún atropello, comunidades,
pueblos y a la zona pastoral de Totonicapán, les exhortamos a que aviven su fe en
este dolor intenso y a creer que el amor es más fuerte que la muerte.

2) Al pueblo en General, a que en este mes del rosario y al iniciar el año de la fe, oremos
para que Dios Padre reconforte a quienes han perdido un familiar, amigo o compañero
y nos guíe a construir la civilización del amor.

3) Pedimos al gobierno velar para que prevalezca el interés general sobre el particular.
Así como el respeto al sentir y pensar de la  población, testigo silencioso de los
acontecimientos, y a quien se le bombardea con declaraciones que ensombrecen los
hechos.

4) Exigimos una investigación imparcial y que se deduzcan las responsabilidades
correspondientes, tanto a los autores intelectuales como a los materiales, de tan
lamentables hechos.

5) Exhortamos a todos los funcionarios de gobierno a que asuman su responsabilidad y
que se pongan a disposición de los órganos de investigación y de justicia.

6) Llamamos a la reflexión a todos y todas para que nos esforcemos en utilizar el diálogo
franco y sincero como mecanismo de encontrar acuerdos.

“Muéstrame tu fe sin obras, y yo te mostraré por las obras mi fe” (Stg 2,18) 

San Marcos, 16 de octubre de 2012.

Pbro. Antonio Calderón Cruz
Administrador Diocesano

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos