Honduras, te defendemos - reflexion



Con actitud alarmante hacemos referencia a este informe presentado recientemente en Honduras, Tegucigalpa; refiriéndose a la situación vital de los defensores y defensoras de la MADRE TIERRA, SUS BIENES Y PATRIMONIO.
Nosotros creyentes en Jesucristo, y su reino de Justicia y paz (Mt 5,1-12); consideramos esta realidad desafiante e indignante para nuestro pueblo hondureño, para los hombres y mujeres que han decidido cuidar y proteger la MADRE TIERRA…como diría San Francisco de Asís, que nos sustenta y alimenta…

Algunos datos del informe puesto ya en diferentes agencias de noticias:

“La organización no gubernamental «Global Witness», que defiende los derechos humanos de los indígenas y defensores del medio ambiente, publicó hoy (martes 31 enero 2017) un informe en el que asegura que 116 ecologistas fueron asesinados en 17 países en 2014.

Aproximadamente, tres cuartas partes de esas muertes tuvieron lugar en Latinoamérica, con 29 muertos en Brasil, 25 en Colombia, 12 en Honduras, 9 en Perú, 5 en Guatemala, 3 en México, 3 en Paraguay y uno tanto en Ecuador como en Costa Rica.

Aunque Brasil es el país con mayor número de asesinatos de defensores del medio ambiente, Honduras lo supera en homicidios per cápita, con 111 asesinatos entre 2002 y 2014, según la ONG.

Los casos de Honduras y Brasil «reflejan una situación de impunidad casi total en la región (de los asesinatos de defensores del medio ambiente), y demuestran que los riesgos que sufren los activistas son muy graves en América Latina», dijo a Efe Billy Kyte, un miembro de «Global Witness»” (www/ABC/sociedad).

El informe señala más datos de nuestra realidad como país. Entre lo principal o alarmante es constatar un sistema operativo asesino que impera con toda facilidad e impunidad en nuestro territorio o estado hondureño. Un sistema político y social asesino movido por algunos de la clase dominante del país, evidenciado por el mismo informe.

La fe cristiana siempre ha creído y defendido la vida, nuestro Dios es un Dios de vivos, un Dios que por amor creo todo lo que nos rodea; esto no es un planteamiento científico en sentido cuantitativo, sino que planteamos que la fe se mueve en lo más profundo de las decisiones de los humanos; como así es el amor, que siendo tan real y presente solo puede medirse desde lo que da sentido a la vida, del para qué vivir y porque cuidar la vida.

Todas estas mujeres y hombres, algunos profesionales, han estado dando la vida por defender la vida. ¿De dónde nace la fuerza y convicción de estos hombres y mujeres por defender la vida y la Madre Tierra?

Nosotros los cristianos profesamos que al igual que Jesús, “no hay amor más grande que dar la vida por los que amas” (Jn 15). Pero estos campesinos e indígenas tienen un espíritu de dar la vida por cuidar el territorio donde la vida se les ha dado en abundancia. Solo un espíritu apropiado por el amor puede llegar a tener la determinación de estar dispuesto a dar la vida porque haya vida en abundancia.

Estos campesinos e indígenas, como el caso de Berta Cáceres, son mujeres y hombres con un espíritu capaz de dar la vida, por que siga la vida, de cuidar la Tierra como una Madre que alimenta a sus hijos e hijas, a todo ser viviente que la habita. 

Los cristianos tenemos que ir tras este espíritu que mueve a los defensores y defensoras para inspirarnos y dejarnos arrebatar por ese mismo espíritu dador de vida, que solo puede venir de un Dios Creador y Bueno.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pide la Red Iglesias y Minería, apoyo de la Santa Sede para frenar cultura de muerte

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Carta: Para: los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras. De: las hermanas y hermanos participantes de la asamblea anual de la CONFEREH.