Gladys Lanza, defensora de derechos humanos, una heroína



La defensora de derechos humanos y lideresa feminista Gladys Lanza falleció este martes 20 de septiembre en un centro asistencial de la capital producto de una complicación en su salud a la edad de 74 años, luchando contra un sistema de justicia patriarcal que la había condenado hace más de un año.

Mediante un comunicado, el Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla confirmó el fallecimiento de Lanza, quien fuera la Coordinadora General hasta su fallecimiento.

“Su incansable lucha y entrega a la causa de los derechos de las mujeres, será siempre una luz que alumbrará nuestro camino en defensa de nuestros derechos”, resaltó el comunicado de la organización feminista.

Aunque no se establece la causa de su fallecimiento, se conoció que enfrentaba problemas de salud que se vinieron complicando luego de enfrentar la condena impuesta por la justicia hondureña desde el año anterior.

Doña Gladys, como era conocida, también trascendió por su lucha en el sector sindical, al ser dirigente y Presidenta del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE) a mediados de la década de los años 80.

El dirigir una organización obrera durante la década en mención, le trajo consigo enfrentar la etapa de la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), al ser detenida en reiteradas ocasiones por miembros del Escuadrón 3-16.

Durante y despues del Golpe de Estado de Junio de 2009, Tanto Gladys Lanza y la organización que dirigió fueron objeto de hostigamiento y amenazas personalizadas a sus lideresas. Además sus espacios de difusión como el programa radial "Aquí entre Chonas" fue clausurado en una de las radios coorporativas del país por ordenes del dictador Roberto Micheletti. Lanza era beneficiaria de medidas cautelares, otorgadas por la Comisión Intermaericana de Derechos Huanos (CIDH).

“Ahora se ha unido a Visitación (Padilla), a Clementina (Suarez), a Berta (Cáceres) y a muchas otras mujeres que marcaron el camino definitivo hacia una sociedad sin exclusiones, sin inequidades y sin injusticias”, puntualizó el comunicado.

Murió en resistencia a ser condenada por defender los derechos de las mujeres

Doña Gladys enfrentó momentos difíciles a lo largo de sus siete décadas de vida terrenal. Recientemente y producto de su lucha por el reconocimiento de la mujer como sujeto histórico y político con derechos en este país enfrentó hasta su muerte, una batalla desigual con un sistema de justicia que criminaliza a defensores y defensoras de derechos humanos.

Ella fue condenada en febrero de 2015 a 16 meses de prisión, luego de una querella interpuesta por el directo de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda en Honduras (FUNDEVI) Juan Carlos Reyes. Este proceso fue iniciado contra Lanza luego de que ella atendiera una denuncia de Lesbia Pacheco, ex empleada de FUNDEVI en la que denunciaba a Reyes por acoso sexual y laboral.

En reiteradas entrevistas que brindaba la lideresa feminista en torno al tema, aseguró que no aceptaría pagar la conmuta (pago por no ir a prisión) ya que “no he cometido un delito; no conmutar es una cuestión de principios”.

Sin embargo, más que un impedimento sino que para visibilizar la opresión hacia el trabajo de las defensoras de derechos humanos, siempre se presentaba a firmar ante los tribunales de justicia, últimamente lo hacía una vez por mes.

“Así no dicen que me he escapado del país”, comentó el pasado 31 de mayo, en donde se presentó a firmar en el Tribunal de Sentencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), acompañada por varias representantes de organizaciones defensoras de la mujer y de derechos humanos en general.

Por su lucha en la defensa de las reivindicaciones de la mujer hondureña, fue reconocida por el Comité por la Libre Expresión (C-LIBRE) en mayo de 2015, con el Premio “Libertad de Expresión.

Gladys, una heroína

“Los seres humanos somos hijos de la tierra, estamos para los demás”. Con esa frase recordó a quien fuera su compañera de lucha por las reivindicaciones de la clase obrera el histórico dirigente sindical Carlos H. Reyes.

En declaraciones a Radio Progreso, el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (STIBYS) se mostró consternado ante la muerte de Lanza y reconoció su legado en los diferentes espacios del movimiento social y popular donde participó la lideresa.

“Vivimos con ella muchos momentos difíciles, muchas situaciones conflictivas, con Gladys conseguimos el primer documento del Banco Mundial (BM) que hacía referencia a la privatización de empresas públicas”, recordó H. Reyes.

El líder sindical enfatizó sobre la necesidad de seguir luchando en este país bajo el ejemplo de la lideresa feminista “porque no es cierto que las cosas no van a cambiar, tarde o temprano tendrán que cambiar”.
Tegucigalpa (Conexihon).-

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos