Solidaridad y Lucha - COMUNICADO

Comunicado del Espacio ACI sobre el ataque contra la familia Vásquez Romero del Movimiento Indígena Lenca de la Paz, Honduras (MILPAH)


La Asociación de Cooperación Internacional – Espacio ACI – está conformado por 27 ONGs internacionales con presencia en Honduras1 , que apoyan procesos de democratización en el país basados en el fortalecimiento de organizaciones de la sociedad civil hondureña. Entre otros ejes de trabajo, el Espacio ACI promueve los derechos humanos, apoyando organizaciones nacionales en sus procesos de incidencia y lucha para que todas las personas podamos vivir una vida digna y libre de violencia.

Recientemente, el Espacio ACI ha sido informado de lamentables acontecimientos de repetidas violaciones a los derechos humanos que están ocurriendo en el sector de Marcala, relacionados con la resistencia territorial indígena frente a pretensiones ajenas para lograr concesiones que autoricen la construcción de hidroeléctricas en la zona.

Recordamos que en noviembre de 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha concedido medidas cautelares a favor de líderes y lideresas de MILPAH y entre ellos de Ana Mirian Romero, su esposo Rosalío Vásquez y el resto de su familia, quienes, a pesar de estas medidas, han sido víctimas el pasado viernes 29 de enero 2016 de un nuevo ataque en su contra que esta vez ha resultado en la quema de su casa de trabajo y de todas sus pertenencias.

Ante tal situación mostramos nuestra preocupación por la escalada de violencia que el pueblo indígena Lenca de Honduras sigue viviendo, en especial en el sector de Marcala, La Paz, debido al interés en sus territorios y en sus recursos naturales que representan el principal motivo de la supervivencia física y espiritual de este pueblo y sus futuras generaciones

Igualmente, queremos manifestar nuestra profunda solidaridad para la familia Vásquez Romero, esperando que las autoridades correspondientes tomen las acciones pertinentes para proteger sus miembros al fin de que actos de esta naturaleza no vuelvan a ocurrir y para que lo cometido no quede en la impunidad, castigando los autores materiales e intelectuales de estos delitos con todo el peso de la ley. Igualmente, esperamos la implementación rápida y efectiva de las medidas cautelares otorgadas por la CIDH en noviembre del 2015.

Tegucigalpa M.D.C., 3 de febrero 2016.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pide la Red Iglesias y Minería, apoyo de la Santa Sede para frenar cultura de muerte

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Carta: Para: los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras. De: las hermanas y hermanos participantes de la asamblea anual de la CONFEREH.