"La Justicia y la Paz se besan" Salmo 85,11



“La Justicia y la Paz se besan” (Salmo 85, 11)

Así inicia el comunicado hecho por CARITAS DE HONDURAS, ante la crisis de la elección de la Corte Suprema de Justicia, continua diciendo al respecto:

“Es impostergable despolitizar el poder judicial y frenar el tráfico de influencias económicas
para lograr su total independencia, establecer los procedimientos adecuados para la pronta aplicación equitativa de las distintas leyes, recuperar los valores morales, especialmente el amor a la verdad”.

Esta afirmación hecha por CARITAS, es un aporte crítico a la realidad y práctica viciada del bipartidismo tradicional en la cultura política del país. También resalta la postura crítica de la mayoría de la población, cuando ya es un grito popular de no creer en las instituciones de justicia, dice el comunicado:

“En Honduras va prevaleciendo en un clima de desconfianza, dudas y escepticismo ante la posibilidad de enderezar el rumbo del país. El pesimismo se ha apoderado de la mayoría de la población, colocando en tela de juicio la capacidad institucional para dar salida creíble a los grandes problemas como la violencia, la impunidad y el combate a la corrupción, narcotráfico y qué no decir de la pobreza y de otros males ancestrales”.
El documento termina aportando algunas luces, que pueden ayudar para lograr una credibilidad ética, democrática y política independiente en la Corte Suprema de Justicia.

“Caritas en una serie de foros regionales que realizó en los últimos meses del año pasado recopiló las siguientes sugerencias de la población.

- Fortalecer el sistema democrático mediante LA SEPARACIÓN DE PODERES, el respeto a la Constitución y los valores democráticos y la promoción de los derechos humanos como instrumento esencial para guiar la conducta de la ciudadanía y de los gobernantes.

- Lograr LA AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL de cualquier partido o grupo de poder asegurando en primer lugar la elección transparente de los Magistrados a la Corte Suprema de Justicia, garantía de un ejercicio imparcial de las funciones de este poder.

- Recuperar la confianza en el Poder Judicial, LA CREDIBILIDAD DE SUS FUNCIONARIOS JURISDICCIONALES, quienes deben empeñarse tesoneramente en hacer prevalecer la justicia sobre todos los ciudadanos, eliminando la impunidad que cobija a las personas que hicieron mal uso de las instituciones estatales sin distinción de posición social o política.

- PROMOVER EL PROFESIONALISMO Y LA ÉTICA DE LOS OPERADORES DE JUSTICIA manteniendo el espíritu de la ley en las relaciones entre Magistrados, Jueces y Consejo de la Judicatura.

- Fortalecer los procesos de transparencia y RENDICIÓN DE CUENTAS MEDIANTE EL DEBATE CIUDADANO sobre todo para la reforma o derogación de la ley de Secretos Oficiales y la solución a los problemas del sistema judicial”.

El año 2015 tuvimos un nuevo aire cívico y democrático, al sentir un pueblo que clamaba contra los actos de corrupción, cuestionando directamente esas componendas mafiosas de la clase política perteneciente al bipartidismo. Las movilizaciones de las “antorchas”, la huelga de hambre, junto con otras acciones en las distintas ciudades del país, fueron gestos que llenan de esperanza en un camino por la justicia. 

“Es una imperiosa tarea recuperar la credibilidad, tanto a nivel nacional como internacional, mediante la correcta, transparente y ágil aplicación de la justicia” (Pastoral Social, Caritas de Honduras, 6 de enero 2016).



Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos