La fraternidad, fundamento y camino para la paz



La fraternidad, fundamento y camino para la paz

La fraternidad, fundamento y camino para la paz; con este lema el Papa Francisco, titulo el Mensaje del 2014 para la jornada mundial de la Paz.

Es notorio que el Papa Francisco continúa movido por la espiritualidad de Francisco de Asís, al resaltar el valor y sentido cristiano de la fraternidad. Por esta razón inicia diciendo que, “el corazón de todo hombre y de toda mujer alberga en su interior el deseo de una vida plena, de la que forma parte un anhelo indeleble de fraternidad, que nos invita a la comunión con los otros, en los que encontramos no enemigos o contrincantes, sino hermanos a los que acoger y querer” (1).

El Papa considera que esta experiencia de fraternidad se desarrolla en la familia, “la familia es la fuente de toda fraternidad, y por eso es también el fundamento y el camino primordial para la paz, pues, por vocación, debería contagiar al mundo con su amor” (1).

Esto es importante considerarlo, en especial las familias que creemos en Jesucristo. La mayoría de denuncias registradas en los últimos 5 años en Honduras son por delitos de violencia doméstica (39.01%), por violencia intrafamiliar (10.10%), por amenazas 11.72% (observatorio Estadístico del Ministerio Público, 2008-2012).

Con estos datos, es evidente que se necesitan propuestas integrales y de mayor participación de todos los sectores, que ayuden a enfrentar esta cultura de violencia en los hogares Hondureños.

En cuanto la Iglesia católica, se constata que el machismo es aceptado como un mal “pequeño”, casi inofensivo, pero no se le pone la atención como posible causa de muchos actos de violencia en las familias; ¿cuántas familias católicas (donde los hombres son líderes y responsables de grupos) viven violencia familiar?

La Iglesia por medio de la voz de los papas y documentos oficiales, siempre está resaltando la importancia de la familia en la sociedad y nación; por tal razón tenemos que revisar los modos de relaciones en el hogar católico.

En tiempos de violencia como los actuales, la propuesta de que la familia sea una escuela de fraternidad es de importancia vital.

Nos enfrentamos a una cultura de violencia (si la podemos llamarla así por tocar el tejido social), que llega a la intimidad de nuestros hogares y mentes por medio de muchas de las películas de Hollywood, por juegos cibernéticos; también, por comportamientos de los líderes políticos.

El Papa Francisco, plantea que este sistema mundial afecta la vocación humana a la fraternidad, “en un mundo caracterizado por la “globalización de la indiferencia”, que poco a poco nos “habitúa” al sufrimiento del otro, cerrándonos en nosotros mismos, contradicen y desmienten esa vocación”.



El mensaje del papa critica directamente este sistema mundial y su modo ideológico de influir, “la globalización, como ha afirmado Benedicto XVI, nos acerca a los demás, pero no nos hace hermanos. Además, las numerosas situaciones de desigualdad, de pobreza y de injusticia revelan no sólo una profunda falta de fraternidad, sino también la ausencia de una cultura de la solidaridad. Las nuevas ideologías, caracterizadas por un difuso individualismo, egocentrismo y consumismo materialista, debilitan los lazos sociales, fomentando esa mentalidad del “descarte”, que lleva al desprecio y al abandono de los más débiles, de cuantos son considerados “inútiles” (1).

Para ver todo el documento ;http://jpichonduras.blogspot.com/2014/01/mensaje-del-santo-padre-francisco-para.html#more

Comentarios

Entradas populares de este blog

Indígena guatemalteco gana el Premio Ambiental Goldman

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Queremos escuchar a los Obispos