"Los jóvenes Universitarios son la Esperanza de este país"




“Jesús los llamo y les dijo (a sus discípulos): saben que entre los paganos los gobernantes tienen sometidos a sus súbditos y los poderosos imponen su autoridad. No será así entre ustedes; más bien, quien entre ustedes quiera llegar a ser grande que se haga servidor de los demás; y quien quiera ser el primero, que se haga sirviente de los demás” (Mt 20,25-27).

Estos días últimos de julio del 2016, se realizó el dialogo que hizo terminar con el conflicto entre estudiantes de todas las facultades y las principales autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Un conflicto iniciado por la postura de autoritarismo, terquedad y represión tomada por las autoridades de la UNAH. Además de querer desautorizar la protesta, que es un derecho humano, y tomar el camino de criminalizar a los líderes estudiantes de las distintas facultades.


Es bueno reconocer este ejemplo de democracia y madurez política participativa que por iniciativa de los jóvenes y apertura de las autoridades se logró realizar, que ha estado en la mesa de dialogo, como bien lo plantea el ERIC:

“hay dos asuntos fundamentales que han de saber encarar las partes en este proceso de diálogo: el primero tiene que ver con la revisión de las normas académicas actualmente en vigencia; el segundo asunto es la participación real de los estudiantes en las estructuras de gobierno de la universidad.

Estos dos asuntos están íntimamente vinculados porque tienen que ver con la calidad académica y con la inclusión de todos los sectores involucrados en el proceso educativo universitario. Las autoridades tienen el enorme desafío de abrirse a esta revisión de las normas y a las demandas para que la voz de los estudiantes cuente en todos los órganos en donde se toman las decisiones universitarias.

Por su parte, los estudiantes tienen el desafío de abrirse a la escucha de los argumentos de las autoridades universitarias sobre la razón de ser de las actuales normas académicas, y no reducir sus demandas a intereses coyunturales de los actuales estudiantes, sino a lo que más puede contribuir a la calidad y pertinencia académica en la máxima casa de estudios.
Al momento de tratar estos asuntos fundamentales, no se puede obviar la revisión del presupuesto y las prioridades de inversión actual en la Universidad Nacional. Las normas académicas han de estar unidas a la pregunta sobre qué prioridad tiene en el presupuesto la inversión en aulas, pupitres y acondicionamiento físico para las clases de los estudiantes y para la impartición de las mismas por los docentes. Normas académicas, participación estudiantil y presupuesto son temas de fondo que sin duda han de estar en el centro del diálogo entre las partes universitarias” (27 de julio 2016).

Se dice en la calles de Tegucigalpa: que cátedra de organización social, postura democrática y propuestas inteligentes nos dieron los estudiantes en todo el conflicto. Fueron un gran ejemplo de civismo con creatividad, esto se vio en las pinturas, canciones, consignas, y actos realizados en el recinto de la Universidad. También para los que fueron testigos del ambiente interno de UNAH cuando estaba el conflicto, las llamadas asambleas que fueron debates, reflexiones y planteamientos con consensos profundos y reales de todas las partes afectadas e involucradas.

Estos jóvenes han demostrado ser una nueva generación, un nuevo sujeto social emergente, que desafía los viejos modelos autoritarios, represivos y manipuladores que se han practicado de la clase política, de las elites económicas y los gobernantes de turno en el Estado hondureño.

Creo que esto hace tener esperanza de una clase de jóvenes estudiantes y trabajadores, que tienen interés de país, que les importa el país, esto significa, que les importa las grandes mayorías empobrecidas de este territorio hondureño.

Como bien decían los chicos y chicas, ¡UNAH, te quiero publica!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pide la Red Iglesias y Minería, apoyo de la Santa Sede para frenar cultura de muerte

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Carta: Para: los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras. De: las hermanas y hermanos participantes de la asamblea anual de la CONFEREH.