martes, 12 de enero de 2016

Todo hondureño es mi hermano…


Todo hondureño es mi hermano…

Entre los pasos que tenemos que dar como sociedad hondureña, es confiar menos en las armas que matan vidas humanas. Dejar de creer que entre más armados estamos, más tendremos seguridad en las calles, en los hogares y en los caminos…en las Iglesias.
Cada militar o policía, cada joven perteneciente a una mara, cada “sicario”, cada empresario y comerciante, civil o niño…que utiliza una arma para “defenderse o asesinar”, es tan hondureño, igual en deberes y derechos, tan de carne y hueso, con corazón y sentimientos, posible con fe en Jesucristo, con una familia que ama, con una historia, una cultura y un pedazo de tierra donde vive…


Cada hondureño tiene un gran anhelo de vivir con alegría, con salud, en armonía y paz; cada hombre y mujer de este país, quiere compartir la casa común que nos tocó en este territorio marcado por las fronteras políticas; sentir que esta es su tierra, que no solo es de un grupo de familias, que se ha hecho dueño poco a poco, de este bello territorio llamado HONDURAS.
Al finalizar el año 2015, vemos que la institución militar tiene que ser mejor preparada para cuidar y proteger al hondureño, aun cuando es muy complicado enfrentar humanos que están dispuestos a asesinar, la tarea por mandato constitucional de todo “uniformado” es cuidar y defender la población del país, por eso es doloroso los hecho que se describen a continuación.

“En la madrugada del domingo 27 de diciembre, miembros de la Fuerza Naval atacaron a un grupo de Garífunas que se encontraban en Iriona, Colón, intentando mover un carro que estaba atascado en la playa.
Según la versión de varios testigos, aproximadamente 20 militares llegaron disparando sin mediar palabra contra las personas que se encontraban en el lugar y asesinaron a los jóvenes Joel Palacios Lino y Elvis Armando García.
Inmediatamente, las Fuerzas Armadas emitieron un comunicado en el que aseguraron que las muertes fueron el resultado del fuego cruzado entre elementos de la Fuerza Nacional de Seguridad Interinstitucional (FUSINA) y los garífunas, dejando entrever que dicha acción estaba relacionada con el tráfico de drogas.
Aunque siempre que los militares se han visto involucrados en acciones ilegales han tenido una excusa para justificarse, cada vez es más recurrente el argumento de la lucha contra el narcotráfico, lo cual debe llamarnos la atención y ponernos en alerta a la luz de lo sucedido en Colombia con los falsos positivos.
El mismo argumento de la lucha contra el tráfico de drogas fue utilizado cuando en un operativo militar murieron 4 indígenas misquitos y 7 resultaron heridos en Ahúas” (ERIC, Radio Progreso).
El papa Francisco nos hace referencia a que todos somos hermanos, y un hermano es “guardián” de su hermano, así lo expresa en el mensaje del 1 enero del 2016, “hace un año, en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz «no más esclavos, sino hermanos», me referí al primer icono bíblico de la fraternidad humana, la de Caín y Abel (cf. Gn 4,1-16), y lo hice para llamar la atención sobre el modo en que fue traicionada esta primera fraternidad. Caín y Abel son hermanos. Provienen los dos del mismo vientre, son iguales en dignidad, y creados a imagen y semejanza de Dios; pero su fraternidad creacional se rompe” #5.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión al respecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...