Nuestra tarea impedir que el mundo se deshaga

Albert Camus/ premio nobel de literatura 1957


Nuestra tarea impedir que el mundo se deshaga


Indudablemente cada generación

se cree destinada a rehacer el mundo.

La mía sabe, sin embargo

que no podría hacerlo

pero su tarea es quizá mayor.

Consiste en impedir

que el mundo se deshaga.

Hereda de una historia corrompida

en la que se mezclan

revoluciones fracasadas,

las técnicas enloquecidas,

los dioses muertos

y las ideologías extenuadas;

en la que poderes mediocres,

que pueden destruirlo todo,

no saben convencer;


en la que que la inteligencia

se humilla

hasta ponerse al servicio del odio

y de la opresión

esa generación ha debido,

en sí misma y a su alrededor,

restaurar, partiendo de

su sola negación,

un poco de lo que constituye

la dignidad de vivir

y de morir.





Fragmento del discurso de Camus
al recibir el premio Nobel de Literatura.
17 de Octubre de 1957.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pide la Red Iglesias y Minería, apoyo de la Santa Sede para frenar cultura de muerte

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Carta: Para: los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras. De: las hermanas y hermanos participantes de la asamblea anual de la CONFEREH.