jueves, 18 de septiembre de 2014

Oración por las minorías perseguidas en Irak




Oración por las minorías perseguidas en Irak


Señor de la Vida, de la Misericordia y Solidaridad; como hermanos estamos clamando por la vida de las minorías en Irak.

Cuida a cada niño y niña indefensa, haz justicia en favor del desamparado y que no tiene quién lo defienda en esas tierras de medio oriente.

Señor de la Vida, oramos por los todos los hermanos de la religión Islámica, que toques sus corazones para que no abusen del indefenso y débil.

Unidos como hermanos, clamamos a ti, Oh Señor, príncipe de la Paz. Queremos ser de los bienaventurados que trabajan por la paz con justicia, por la reconciliación y el perdón.

Que tu Espíritu cubra con la fuerza del amor a todos, los que creyendo en ti Señor, comparten solidariamente la vida con los indefensos y pequeños.


Comisión de JPIC-CONFEREH


Muchos se están preguntando qué se puede hacer para poder ayudar a las personas que están sufriendo en Irak. En un artículo publicado en Christian News, el guionista Martin Saunders da algunas propuestas activas para defender a los cristianos, yazidíes y otras minorías perseguidas en estos momentos.

 “Tras cambiar mi foto de perfil hace un par de semanas (siguiendo la campaña mundial WeAreN) hemos podido comprobar que la situación ha empeorado”, dice Saunders. “Por eso, como cristianos, o simplemente como seres humanos, debemos preocuparnos por actuar”. 


Estas son las cinco propuestas que da Saunders, las cuales pueden ser adaptadas a cada contexto:

 1. Orar. Los cristianos creemos en el poder de la oración para cambiar situaciones. Así como en otras ocasiones se pidió oración por casos concretos, como los del pastor Youcef Nadarkhani o la sudanesa Meriam Ibrahim, es un momento adecuado para que los cristianos y las iglesias locales tengan a sus hermanos iraquíes en oración. También como cristianos somos desafiados a orar por nuestros enemigos. Aún en esta situación extrema, podemos orar por misericordia de Dios para estas personas.

 Tal vez algunos de ellos puedan abrir los ojos a la verdad del evangelio, como ocurrió recientemente en Nigeria con uno de los líderes del grupo radical islámico Boko Haram. Desde Bagdad, el ministro anglicano Andrew White pedía a la iglesia que se unan en oración a ellos. “Propongo orar por tres P: protección, provisión y perseverancia (…) La extensión de la persecución aquí en Irak no se puede describir. Las masacres, las crucifixiones las violaciones. Es la masacre más horrenda de inocentes desde el Holocausto. Sin embargo, damos gracias porque nuestro es el Reino de los Cielos”, decía White.

 2. Donar.
 La ayuda económica es necesaria ante cualquier situación de crisis. Hay al menos dos tipos de organizaciones que pueden estar vinculadas con la situación de los cristianos en Irak. Por una parte, las organizaciones de defensa de derechos humanos; algunas de ellas de derechos de los cristianos específicamente: Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Christian Solidarity Worldwide o Open Doors son algunas de ellas. 
Otro frente abierto es el de las personas que han tenido que huir de sus hogares; algunos hacia las montañas desérticas, otros ya están refugiándose en campos en Siria. Acnur, entre otras, ha informado que está atendiendo a familias que huyeron de los ataques a Nínive y Mosul.Tearfund mantiene su ayuda a refugiados en Siria desde hace meses, y su campaña continúa activa. 
Desde España, la Alianza Solidaria ha iniciado una campaña para ayudar a las iglesias del Kurdistán, que están atendiendo una auténtica avalancha de cristianos y otras minorías perseguidas que están superando su capacidad para poder atender sus necesidades. 

3. Escribe a las autoridades.

 Los pasos a dar pueden ser a nivel local, regional, nacional e internacional. En cada uno de estos ámbitos es posible comunicarse con los responsables políticos para que tomen diversas acciones. 

Un mensaje que podría decir algo así: “A la atención de ****: 

Como representante político, comprometido con la defensa de los derechos humanos, le pido que alce su voz para denunciar los ataques cometidos por el Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria, y tome las medidas a su alcance para que las personas que están siendo perseguidas por motivos de religión, conciencia o etnia obtengan la protección y ayuda que necesitan con urgencia. 

Atentamente, ****** ”.

. 4. Firma una petición.
 Internet ha permitido que personas de todo el mundo podamos unirnos para luchar por diversas causas. En este caso, hay varias plataformas que han puesto peticiones en marcha. Entre ellas se puede encontrar la de Citizen Go, dirigida a la Unión Europea.

 5. Continúa informándote e informando.

 La acción desde las redes sociales es cada vez más determinante: primero, porque las tendencias suelen saltar a los medios de comunicación, cada vez más pendientes de la conversación en Facebook o Twitter. Una muestra de ello es la cobertura de la noticia sobre el símbolo “N” para identificar a los cristianos en Mosul, la cual fue recogida por los principales medios de comunicación de España tras ser masivamente difundido en las redes sociales. Y en segundo lugar, porque esta acción en sí genera conversaciones, y que uno mismo se vea impulsado a actuar de alguna de las cuatro formas antes propuestas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión al respecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...