Comunicado



¨Hay niños desnudos de esta paz armada;
hay, Francisco, pueblo siendo perseguido;
Jóvenes marcados sin hogar ni sueños;
hay un continente siendo oprimido.¨



El derecho a la vida digna, es un derecho que está unido a los deseos de Dios.

La visión de una educación liberadora, que está encarnada en la realidad, construyendo desde allí una propuesta científica, colectiva y humanista, es un signo profético, que lideran las y los jóvenes estudiantes hondureños por una educación pública y democrática. 
En los últimos acontecimientos, el 07 de junio en la Sala Cuarta del Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, la Corte Suprema de Justicia vuelve a ser solo un disfraz, sin praxis en sus funciones, realizo el fallo en contra de los estudiantes universitarios Moisés David Cáceres Velásquez, Sergio Luís Ulloa Rivera y Cesario Alejandro Félix Padilla declarándolos culpables por el delito de Usurpación, los tres jóvenes venían enfrentando un proceso penal que criminaliza la protesta social desde julio de 2014 cuando en protestas pacíficas, manifestaban la corrupción y desequilibro económico y académico en la UNAH. Como reacción de las Autoridades enviaban a las fuerzas militares a amedrentar a los estudiantes universitarios, procedimiento que siguen ejerciendo dichas autoridades, para desestabilizar la movilización estudiantil, Estos estudiantes, pasaron por el proceso administrativo por expulsión en continuo acoso de la seguridad privada de este centro académico. 

En el 2015, aunque las autoridades de la UNAH firmaron un acuerdo con el Movimiento de Estudiantes Universitarios, MEU, donde entre otras cosas se comprometieron a cerrar los procesos penales existentes, solamente lo hicieron con los ocurridos en las protestas de 2016, pero en todo momento hubo renuencia para hacerlo con este caso de 2014. Todo el tiempo estuvo de por medio la faltas al Debido Proceso y campañas estigmatizantes con los tres estudiantes.¨(Pasos de animal grande, PEN. 2017)

El 25 de mayo fueron criminalizados otros 20 estudiantes, fueron capturados porque tomarse el edificio administrativo de la UNAH, demandando justicia para los tres estudiantes criminalizados desde el 2014. Ahora estos 16 muchachos y cuatro chicas enfrentan un juicio por daños agravados y privación de libertad contra 40 guardias de seguridad de la UNAH. Las autoridades realizaron el mismo procedimiento jurídico, lso estudiantes recibieron citaciones a audiencias de descargo por parte de las autoridades Universitarias. Para el viernes 16 de junio, en este dia se realizo la protesta pacífica, manifestándose por inconformidad del estudiantado en diferentes centros regionales de la UNAH con tomas de edificios y pancartas, por el cese a la criminalización estudiantil por parte de las autoridades U, dicha protesta, termino con otros 6 estudiantes universitarios capturados de Ciudad Universitaria y 1 estudiante de la UNAH-Valle de Sula, por agentes de los cobras, en la protesta pacífica que se realizaba por las audiencias de los 20 jóvenes que ya estaban criminalizados; Los policías con acciones violentas entraron a la Universidad con autorización de las Autoridades pero sin orden de captura. Causando daños años a las puertas de vidrio hasta quebrarlas para poder tirar los gases lacrimógenos y así dispersar a los estudiantes de la manifestación.

Todo apunta que su proceso será el mismo que el de Cesario Padilla, Moisés Cáceres y Sergio Ulloa, Estudiantes perseguidos por su labor de defensores y reveladores de una problemática real de la universidad. 

A su vez, los organismos de Derechos humanos, se pronunciaron oportunamente, como observantes del derecho humano (Coalición Contra la Impunidad; articulación 611; CONADEH; PEN honduras). Pero una vez más, las autoridades universitarias, han comunicado en un lavado de imagen, infundados señalamientos graves a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras. 

En reiteradas ocasiones la Rectora Julieta Castellanos ha declarado en medios de comunicación que los Defensores y defensoras de Derechos humanos, son partidarios de la violencia y con lineamientos de partidos políticos. Es una lástima, que estas sean declaraciones de la representante de la máxima casa de estudios, la universidad pública de estudios superiores; con una clara debilidad en dialogar, utilizando la justicia como represión violenta utilizando la empresa privada que tiene la UNAH; además, sin tomar en cuenta la calidad de rendimiento de los líderes estudiantes. 

Nos preocupa que la protesta civil y social, se vea coartada por toma de decisiones cerradas y represivas de las autoridades universitarias, y al mismo tiempo con judialización a los estudiantes por medio de requerimientos fiscales.

Proponemos:

1. Nos unimos al planteamiento de la CONADEH y la OACNUDH: que “se debe avanzar, dentro de la universidad y todo el Estado, hacia un mayor conocimiento y promoción de los derechos humanos inclusive el derecho a la educación superior de calidad; así como a lo concerniente al sentido y el alcance del derecho a la manifestación pacífica y la prevención de situaciones de violencia, en observancia de los estándares internacionales de derechos humanos”.

2. Que se retome el, “Acuerdo entre Autoridades universitarias y el MEU que se validará ante los Órganos Jurisdiccionales Competentes” de 20 de julio de 2016”. Sentarse de nuevo a dialogar poniendo con sinceridad y nobleza la problemática que ha motivado la protesta y lucha de los estudiantes organizados a lo interno de la UNAH.

3. Incitamos a las autoridades Universitarias, que cese la criminalización estudiantil, que genera incredulidad en los buenos oficios de su gestión y deseos de restablecer la paridad estudiantil. 

19 de junio de 2017
JUSTICIA PAZ E INTEGRIDAD DE LA CREACION – HONDURAS



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pide la Red Iglesias y Minería, apoyo de la Santa Sede para frenar cultura de muerte

La-miseria-se-ensana-con-pescadores-del-Golfo-de-Fonseca

Carta: Para: los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras. De: las hermanas y hermanos participantes de la asamblea anual de la CONFEREH.