sábado, 14 de diciembre de 2013

ADVIENTO TIEMPO DE CONVERSIÓN A LA JUSTICIA, LA VERDAD Y LA PAZ.




ADVIENTO TIEMPO DE CONVERSIÓN A LA JUSTICIA, LA VERDAD Y LA PAZ.


En Honduras, estamos cerrando un año 2013, de malas noticias y dolor para la mayoría de la población pobre, para los niños y niñas, mujeres, los trabajadores (periodistas, abogados, vendedores, profesores, campesinos). A esto sumemos el proceso electoral y sus resultados dominados por el partido en el gobierno, con muchas características de la tradición y práctica de fraude electoral.

Somos una sociedad que la violencia es parte de la vida cotidiana, la injusticia es parte del sistema y estructura del Estado, la corrupción es la práctica común de muchos líderes de los partidos políticos. Todo esto unido a la entrega del territorio sagrado de los hondureños, por medio de leyes aprobadas, que favorecen a los empresarios nacionales y extranjeros. Cada día, muchos compatriotas dejan el hogar migrando a los EU, en búsqueda de dinero que necesitan sus familias para vivir en este país, que cada día deja de ser un paraíso regalado por el Dios Creador.

Que la Buena Noticia de Isaías, sea una palabra profética de esperanza, justicia y amor, para todos los que creemos en un Dios que se hizo hombre, historia y cercanía a los pobres y humildes de corazón.

“Aquel día, los sordos oirán las palabras del libro, y verán los ojos de los ciegos, libres de tinieblas y oscuridad.
Los humildes de alegrarán más y más en el Señor y los más indigentes se regocijarán en el Santo de Israel.
Porque se acabarán los tiranos, desaparecerá el insolente, y serán extirpados los que acechan para hacer el mal,
los que con una palabra hacen condenar a un hombre, los que tienden trampas al que actúa en un juicio, y porque sí no más perjudican al justo”. Is 29,17-24.

“Entonces, la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol será siete veces más intensa -como la luz de siete días- el día en que el Señor vende la herida de su pueblo y sane las llagas de los golpes que le infligió”. Is 30,19-21.23-26.

“El lobo habitará con el cordero y el leopardo se recostará junto al cabrito; el ternero y el cachorro de león pacerán juntos, y un niño pequeño los conducirá;
la vaca y la osa vivirán en compañía, sus crías se recostarán juntas, y el león comerá paja lo mismo que el buey.
El niño de pecho jugará sobre el agujero de la cobra, y en la cueva de la víbora, meterá la mano el niño apenas destetado.
No se hará daño ni estragos en toda mi Montaña santa, porque el conocimiento del Señor llenará la tierra como las aguas cubren el mar”. Is 11,1-10.

“El Señor de los ejércitos ofrecerá a todos los pueblos sobre esta montaña un banquete de manjares suculentos, un banquete de vinos añejados, de manjares suculentos, medulosos, de vinos añejados, decantados.
El arrancará sobre esta montaña el velo que cubre a todos los pueblos, el paño tendido sobre todas las naciones.
Destruirá la Muerte para siempre; el Señor enjugará las lágrimas de todos los rostros, y borrará sobre toda la tierra el oprobio de su pueblo, porque lo ha dicho él, el Señor” Is 25,6-10a.

Como cristianos seguidores de Jesús, dejemos que su Espíritu nos conduzca a ser Buena Noticia, a concretar la misión profética que nos pide en este momento histórico:



¡Consuelen, consuelen a mi Pueblo, dice su Dios!
Hablen al corazón de Jerusalén…Is 40,1-11.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión al respecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...